En los siete primeros meses del año, Panamá recibió 1,23 millones de turistas, es decir, 5,4% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresó al país un total de 1,17 millones de viajeros.

Los turistas son atraídos por la diversidad del producto que ofrece el istmo a través de promociones internacionales.

En cuanto al gasto turístico, desembolsaron la suma de US$1.301 millones, lo que representa un crecimiento del 19% si se compara con el año anterior cuando gastaron US$1.093 millones, reporta el periódico Panamá América.

Actualmente, las autoridades del sector turismo mantienen conversaciones con diferentes aerolíneas a escala mundial para incrementar sus frecuencias de vuelos al istmo.

De igual forma, buscan la manera de traer vuelos “charters” provenientes de Norteamérica.