Lima. Las fiestas de fin de año y viajes al interior de Perú generarán movimiento económico por más de US$178 millones, resaltó el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros.

Según el funcionario, un alto porcentaje de peruanos tiene previsto, como todos los años en esta temporada, realizar viajes a provincias para recibir el Nuevo Año 2018 en compañía de sus familiares.

Ferreyros precisó que alrededor de 1,3 millones de ciudadanos de este país realizarán la tradicional peregrinación, como todos los años en esta temporada, hacia sus ciudades de origen aprovechando las cortas vacaciones.

El gobierno peruano decretó este año un fin de semana largo del 30 diciembre de 2017 hasta el próximo 2 de enero de 2018, periodo que es aprovechado por los miles de peruanos para viajar.

Ferreyros también destacó que, como todos los años, el largo fin de semana será positivo para la economía, impulsa el turismo interno y contribuye a fomentar los atractivos históricos y naturales de Perú.

La medida dispuesta por el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, aunque tiene validez para el sector público, también puede ser acogida por el sector privado, sin embargo tienen que ponerse de acuerdo los trabajadores y los empresarios.

El largo fin de semana, que todos los años se otorga para la celebración de las fiestas de Año Nuevo, es aprovechado por la mayoría de los 31 millones de peruanos para descansar, ir a las playas, viajar o salir de vacaciones.