Sao Paulo. Brasil informó a UBS que adeuda 2.400 millones de reales (US$1.200 millones) en impuestos atrasados ​​que datan de la época en que el prestamista suizo era dueño de un banco de inversión en el país, informó el diario O Estado de S. Paulo citando documentos.

UBS, que fue propietario del Banco Pactual SA entre el 2006 y el 2009, dijo este martes en su informe financiero anual que el Grupo BTG Pactual ha pedido US$1.200 millones en compensación por su responsabilidad en el caso, dijo Estado.

El banco suizo vendió la unidad al financista brasileño André Esteves y sus socios por US$2.500 millones en el 2009, en una operación que llevó a la formación de BTG Pactual.

El informe de Estado se produjo una semana después de que el gobierno dio el visto bueno a UBS para la compra de la corredora local Link Corretora, marcando su regreso a Brasil.

UBS tuvo que vender Banco Pactual para recaudar fondos para cubrir los pérdidas relacionadas con créditos a raíz de la crisis financiera global del 2008.

Ejecutivos que trabajan en la unidad brasileña de UBS y de BTG Pactual no quisieron hacer comentarios sobre el reporte. En tanto, en el ministerio de Hacienda no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

Según el informe anual de UBS, BTG Pactual advirtió repetidamente las notificaciones de las autoridades brasileñas sobre los impuestos atrasados​​, aunque el tamaño de la deuda podría ser sustancialmente más bajo, de acuerdo con Estado.

UBS anunció el martes pérdidas netas por 1.890 millones de francos suizos (US$2.100 millones) en el cuarto trimestre, luego de una fuerte multa por ajustar las tasas de interés de referencia. Una previsión estimaba pérdidas por US$2.080 millones.