Zúrich. UBS dijo este miércoles que resolvió extrajudicialmente una investigación de las autoridades estadounidenses sobre la supuesta manipulación de los mercados de divisas y aceptó pagar US$545 millones en multas combinadas, al tiempo que se declaró culpable de un cargo de fraude electrónico en una cuestión separada.

La revelación del banco suizo se enmarca en lo que se espera sea un pago global de más de US$5.000 millones y acusaciones penales para cinco de los mayores bancos del mundo en un acuerdo con las autoridades estadounidenses y británicas sobre investigación de divisas.

El banco con sede en Zúrich dijo que el acuerdo incluye declararse culpable de las acusaciones de que manipuló el tipo de interés de referencia Libor.

"La conducta de un pequeño número de empleados fue inaceptable y hemos tomado medidas disciplinarias apropiadas", dijeron el presidente del consejo de UBS, Axel Weber, y su presidente ejecutivo, Sergio Ermotti, en un comunicado el miércoles.