Zúrich. El banco suizo UBS inició el 2016 con una fuerte caída interanual en sus ganancias netas después de un trimestre difícil para su banca de inversión, que también redujo drásticamente las utilidades de sus rivales estadounidenses.

UBS, el banco más grande de Suiza y el mayor administrador de riqueza del mundo, reportó el martes una ganancia neta en los tres primeros meses del 2016 de 707 millones de francos suizos (US$741,2 millones).

Eso estuvo más o menos en línea con la estimación promedio de 704 millones de francos suizos, según un sondeo de Reuters entre cinco analistas, pero fue mucho menor que los 1.980 millones de francos que reportó en el mismo trimestre del año pasado.

En un punto brillante, dos negocios de banca privada de UBS reportaron unos nuevos fondos netos -vistos como un indicador importante para los ingresos futuros en su gestión de la riqueza- de 29.000 millones de francos suizos, su mayor nivel en un primer trimestre desde el 2008 y muy por encima de un pronóstico promedio.