Bruselas. Los gobiernos de la Unión Europea (UE) acordaron este miércoles imponer sanciones a la Compañía Nacional de Petróleo de Libia, en línea con la resolución de la ONU de la semana pasada, y añadir otras cuatro firmas petroleras a las medidas de la UE.

La decisión se produce después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas autorizara una zona de exclusión aérea sobre Libia y ampliara las sanciones contra Muammar Gaddafi y sus colaboradores, que fueron impuestas por primera vez en febrero.

Además de las medidas de la ONU, la Unión Europea había impuesto más sanciones en el último mes contra Gaddafi y las firmas que se le asocian a él o a su círculo más cercano.

Hasta ahora la lista ha incluido más de 30 personas y grupos, como el Banco Central de Libia y la Autoridad Libia de Inversiones, que gestiona 70.000 millones de dólares. Alemania impulsó la inclusión de firmas energéticas, pero Italia se ha opuesto a ello.

"Las sanciones se han adoptado", dijo un diplomático de la UE.

Sin embargo, el impacto de un embargo de petróleo contra Libia probablemente sea limitado porque la industria petrolera del país está parada por los intensos combates entre los insurrectos y el gobierno de Gaddafi.

Libia había estado produciendo 1,6 millones de barriles por día antes de que comenzara el conflicto.