Bruselas. La oficina de estadísticas de la Unión Europea (UE) señaló hoy que la proporción de energía renovable en el consumo final de 2015, el último año del que hay datos disponibles, fue de 16,7%, dos veces el nivel de 2004 y sólo a tres puntos porcentuales de su meta para 2020.

     La meta que debe ser alcanzada para el año 2020 por la UE es una proporción de 20% de la energía de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía.

     En 2015, Suecia tenía la mayor proporción de energía renovable que fue de 53,9%, por delante de Finlandia, Letonia, Austria y Dinamarca.

     En el lado opuesto de la escala, las proporciones más bajas de energía renovables se registraron en Luxemburgo y Malta, ambas con 5%.

     La energía renovable disponible para el consumo final aumentó en 68% entre 2005 y 2015, informó Eurostat.

     "Las energías renovables continuarán teniendo un papel clave para ayudar a la UE a cumplir sus necesidades de energía luego de 2020. Por esta razón, los países miembros ya acordaron una nueva meta de energía renovable de la UE de al menos 27% para el 2030", indica el informe.