Las precipitaciones de los últimos días registradas en algunas zonas de Uruguay pueden recuperar los rendimientos de algunos cultivos dijo el gerente de producción de Agronegocios del Plata (ADP), Carlos Dalmás.

“La recuperación se va a dar aunque ya hay pérdidas irreversibles”, dijo el integrante de la firma que trabaja en Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia, San José, Flores, Florida, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres.

Dalmás comentó que la semana pasada se habló de un 25% de pérdida en los cultivos de soja de primera.

Sin embargo estimó que, aún sin evaluar la situación tras las lluvias de este lunes y martes, se podría recuperar un 5% de esa producción.

Con respecto a las lluvias de este martes y madrugada de miércoles, indicó que en el norte, “en Paysandú y parte de Salto, llovió mucho”, con zonas en las que se registraron entre 250 y 300 mm.

A su vez,  en Río Negro “llovió muy bien”, unos 100mm en una zona que “venía complicada”.

Por su parte, en Soriano, “donde había llovido menos”, con las precipitaciones de este miércoles casi se llega a los 100 mm. “En Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres llovió bien, y los cultivos se están recuperando”, agregó.

Consultado acerca de si había alguna región complicada, dentro de las que trabaja ADP, indicó que “hay algunas zonas donde no ha llovido de forma relevante, como en Flores y en el noreste de Colonia, donde se sumaron unos 15 a 20 mm, pero todavía no han sido de relevancia y se esperan algunas lluvias más para este miércoles”.

Sobre los rubros de producción, Dalmás indicó que el maíz de primera ya se está cosechando y estas lluvias no van a tener impacto sobre su rendimiento.

En lo que respecta a la soja de primera, “va a haber una reacción positiva sobre todo en lo que se sembró más tarde y se espera alguna recuperación de cultivos, aunque tenemos pérdidas que son irreversibles (...) Con la lluvia la recuperación va a ser muy buena”, destacó.

Para lo que es cultivo de segunda –sembrado en noviembre y diciembre- sobre el trigo y la cebada de invierno, “las lluvias llegaron a tiempo”, comentó. 

“Van a tener una recuperación muy importante y, si el clima sigue con algunas lluvias, yo creo que esos rendimientos van a ser buenos”, concluyó Dalmás.

Se repite el patrón de lluvia. Por su parte, el ingeniero agrónomo de la Oficina de Política y Programación Agropecuaria (Opypa), Gonzalo Souto, manifestó que se repitieron las zonas en las que llovió.

Debido a eso, se “marcaría la situación como ya estaba (...) Con cultivos que mejoraron mucho con la lluvia aunque de todas formas en algunos casos las lluvias llegaron tardíamente porque se perdieron plantas, sobre todo en la siembre de segunda”, comentó.

Souto señaló que en general los cultivos se habían recuperado bastante, aunque “seguramente ya había pérdidas inevitables respecto al potencial de producción, porque las lluvias afectaron en momentos importantes de la producción, como en algunos casos del maíz donde fue más notorio”.

Con respecto a las zonas centro y este, donde no hubo precipitaciones, si sigue sin llover significativamente el panorama será más complicado.

“Ahí la falta de agua era importante, aunque ahí hay menos cultivos”, indicó.

Consultado por las plantaciones de arroz en la zona este, Souto manifestó que no considera que sea el cultivo que tenga los peores problemas.

“El arroz ha tenido hasta ahora la posibilidad de mitigar el problema mediante los riegos, aunque el agua ha sido insuficiente porque habían tenido que usar más agua de lo esperado. Creo que en el arroz puede haber una parte que de pérdida de alguna área que se descarte para poder regar mejor a otra, pero no creo que sea el cultivo que tenga los peores problemas”, explicó.

En tanto al maíz, el sorgo y la soja el ingeniero agrónomo manifestó que “creo que los problemas más grandes lo tienen los cultivos de secano en las zonas que no ha llovido”.