Estados Unidos. El iPhone de Apple comienza a ganarse un espacio en el mundo empresarial. Según Ron Spears, jefe de la unidad de Business Solutions de la operadora AT&T, el 40% de estos dispositivos son vendidos para uso profesional, según informa el sitio ZDNet.

Según el ejecutivo, cuatro de cada diez iPhone que se venden tienen como destinatario usuarios empresariales. Spears reconoce que cuando el teléfono se lanzó al mercado en 2007 al principio se pensó que “no era como la Blackberry” en el apartado de la seguridad y que no iba a conseguir calar en el ámbito de las corporaciones.

Pero todo cambió. Apple escuchó las criticas y modificó temas sensibles del dispositivo. “Para cuando el iPhone 3G salió a la venta en 2008, se habían resuelto el 80% de los problemas de seguridad”, destacaba el ejecutivo en el marco de la Barclays Capital Communications, Media and Technology.

El resultado de esas modificaciones es que en la actualidad el iPhone cuenta con la aprobación de la mayoría de los CIO de las empresas. “Lo importante es lo que puedes hacer con él y la forma en que puedes movilizar a tus empleados y algunas partes de su trabajo”, añade Spears.