Del 6 al 7 de enero de este año se registra en Paraguay un total de 448 focos de calor que pueden ser asociados a incendios forestales, los cuales fueron detectados por todos los satélites disponibles.

En estas condiciones se recomienda no realizar ningún tipo de quema porque se podrían transformar en incendios forestales.

Según el mapa de riesgo de incendio proporcionado por la INPE y de acuerdo a los reportes emitidos en la mañana de este sábado, aproximadamente el 70% de Paraguay se encuentra en riesgo crítico; y solo las zonas del Alto Chaco están con niveles de riesgo bajo, lo cual también representa una situación de riesgo.

Del 6 al 7 de enero se detectan cuatro focos de incendio en el centro de la Reserva para el Parque Nacional San Rafael; ubicándose un nuevo foco en el sector sur de Taguató. En el Parque Nacional Caazapá se detectan todavía cuatro focos.

La conjunción de puntos de incendio en un mismo sector indicarían la continuidad del incendio forestal en desarrollo, que debe ser priorizado en su combate.

En tanto, la no aparición de nuevos focos manifestarían un debilitamiento del mismo.

En la Reserva de Recursos Manejados Ybytyruzú no se detectan desde los sensores satelitales focos de incendios, pero sí se registra una gran concentración de nuevos focos a 20 kilómetros al noroeste del mismo.

También se detectaron cinco focos dentro del Parque Nacional Paso Bravo, en el departamento de Concepción.

El número real de focos de incendio está entre 37 y 448, lo cual representa una importante disminución, en comparación con el período anterior del 5 al 6 de enero de este año.