Un trabajador contratista de Codelco que participaba de protestas en El Salvador fue muerto en circunstancias que están siendo investigadas, aunque los manifestantes acusan a Carabineros.

Así lo afirma un comunicado de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) que manifestó que “la CTC, el movimiento sindical y el país entero se encuentran consternados por el asesinato del trabajador contratista, Nelson Quichillao López, quien la madrugada del viernes 24 de julio, pasado las 2:00 horas, fue baleado por Fuerzas Especiales (FFEE) que se encontraban desde la noche anterior reprimiendo a los trabajadores movilizados en el territorio de El Salvador”.

Agregó que “las FFEE acudieron al lugar con el objetivo único de reprimir, neutralizar y dispersar la legítima movilización de los trabajadores, que se encontraban absolutamente desarmados”.

El trabajador muerto laboraba en la empresa Geovita. Además, otros dos trabajadores se encuentran gravemente heridos e internados en la Clínica San Lorenzo de El Salvador.

La CTC denunció también “la brutal fuerza ejercida por FFEE de Carabineros, quienes han procedido en todo momento como ‘garantes de la seguridad del capital’ y no de los intereses del pueblo chileno para el cual está mandatada la institución de orden público”.

“Como clase trabajadora agregamos que no permitiremos ninguna víctima más a manos de la brutal represión dispuesta por Codelco y el Ministerio del Interior, a quienes, por cierto, responsabilizamos directamente de este lamentable y fatal hecho. Por tanto, le exigimos al Ministerio Público y a las autoridades de la Justicia chilena realizar un pronunciamiento formal y una investigación detallada y transparente”, sostiene la organización.

“Finalmente, le exigimos al Gobierno de Chile, encabezado por la presidenta Michelle Bachelet y las autoridades competentes en la materia, que cesen con la escalada de violencia policial e institucional dispuesta por el Ministerio del Interior en las zonas movilizadas”, terminó el comunicado.