Londres. Unilever, el gigante anglo-holandés de productos de consumo, reportó ventas en el primer trimestre del año en línea con las expectativas, apoyado principalmente en incrementos en el volumen de productos vendidos, mientras mantuvo su proyección para todo el año.

El fabricante del jabón Dove y de los helados Ben & Jerry's también expresó confianza en que los accionistas apoyarán su decisión de cambiar su estructura corporativa y trasladar su sede central a Holanda.

El director de Finanzas, Graeme Pitkethly, dijo a Reuters que aunque una pequeña proporción de los accionistas británicos podrían verse afectados si las acciones de Unilever no estuvieran más en el índice FTSE 100, la mayoría de los accionistas entienden las razones de la decisión y la apoyan. Los accionistas votarán sobre el tema más tarde este año.

A las 0710 GMT, las acciones de Unilever en la bolsa de Londres caían un 0,6%. La compañía realizó una profunda revisión de sus negocios y estructura el año pasado después de rechazar una oferta de compra de Kraft-Heinz por US$143.000 millones. La decisión de vender su negocio de untables también provino de esa revisión.

El director de Finanzas dijo que el balance de precio y volumen mejorará en la segunda mitad del año. La compañía mantuvo su pronóstico de un crecimiento de las ventas de entre un 3 a un 5% para 2018.

En vista de los ingresos por la venta de los negocios de untables a la firma de capital privado KKR, Unilever anunció el jueves un nuevo programa de recompra de acciones por hasta 6.000 millones de euros (US$7.400 millones), que comenzará el mes próximo.

También reportó un crecimiento de ventas subyacentes de 3,4%, alcanzando el consenso de analistas provisto por la compañía. Excluyendo el negocio de productos untables, las ventas subyacentes subieron 3,7%. Sobre esa base, los analistas esperaban un 3,6%.

Casi todo el crecimiento de ventas de Unilever provino de la venta de más productos, con sólo un 0,1% por mayores precios. Eso podría preocupar al mercado, pues un reciente incremento en los precios del petróleo y los costos de transporte podrían afectar los márgenes si no se pasan a los clientes.

El director de Finanzas dijo que el balance de precio y volumen mejorará en la segunda mitad del año. La compañía mantuvo su pronóstico de un crecimiento de las ventas de entre un 3 a un 5% para 2018.