Bruselas. La "guerra" por la reducción de los aranceles de importación de la Unión Europea para las bananas latinoamericanas llegó a su fin este jueves, luego que los legisladores de la UE en su mayoría votara a favor del acuerdo que recortará los impuestos de importación para dicha fruta desde América Latina a 114 euros ( US$158) por tonelada en 2017 desde los 176 euros (US$243) actuales.

Pese a que el acuerdo ya entró en vigor, la aprobación de la Eurocámara era indispensable para su validación definitiva. El próximo y último paso en Europa será su adopción por parte de los 27 países miembros de la UE.

La “guerra del banano” enfrentó durante 16 años a la Unión Europea y a los exportadores latinoamericanos que reclamaban a los europeos el trato preferencial que ellos tenían en los aranceles con los países de Asia, Caribe y Pacifico donde tuvieron colonias.

Según consigna El Comercio, el 15 de diciembre de 2009, las dos partes se comprometieron en rebajar en ocho años los aranceles de bananos latinoamericanos.

Por su parte, América Latina se comprometió a retirar las denuncias contra Bruselas en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y poner fin a las exigencias de nuevos recortes para la liberación del comercio mundial en la ronda de Doha.

Dicho acuerdo, entro en vigencia con un primer recorte arancelario pero de forma provisional, porque los votos de los Estados miembros de la Unión Europea y de la Eurocámara es fundamental.

Sin embargo, los eurodiputados indicaron que a pesar del voto a favor se deberá compensar a los productores comunitarios, de Chipre, los que están en Grecia, las Islas Canarias, en Madeira y los territorios franceses de ultramar de Guadalupe y Martinica.

(Con información de Reuters)