Montevideo. La delegación de la Unión Europea (UE) en Uruguay lamentó que el país sudamericano haya desechado la norma de televisión digital del viejo continente (DVB-T) y se haya inclinado por la japonés-brasileña (ISDB-T).

En un comunicado explicó que la decisión del gobierno uruguayo implica la pérdida de cooperación en este rubro, pero que no impedirá que se continúe trabajando en otras áreas de apoyo.

Este lunes, el gobierno anunció que el presidente de la República, José Mujica, se inclinó por la norma japonés-brasileña “por motivos geopolíticos”.

La representación europea sostuvo que “el estándar europeo para la televisión digital terrestre DVB-T, compartido por 133 países de todo el mundo, ha demostrado su valor técnico y económico” y por ello lamenta el camino elegido por Uruguay.

De acuerdo con lo expresado por las autoridades este lunes, la elección fue “exclusiva del presidente” y luego de ser meditada un tiempo considerable.

El canciller Luis Almagro manifestó que el camino a seguir es una manera de priorizar “las relaciones bilaterales con Argentina, Brasil y el Mercosur”.

Además, sostuvo que “la decisión reafirma la voluntad integracionista del gobierno” de Mujica.

Los países europeos habían ofrecido 6 millones de euros (US$7,8 millones) en cooperación pero Uruguay se quedó con la oferta de Japón y Brasil, que otorgarán US$4 millones en tecnología y apoyo, aunque prometen millones en inversiones para instalar empresas en el país, dijeron a El Observador fuentes del Poder Ejecutivo.