Bruselas. Los reguladores antimonopolio de la Unión Europea (UE) multaron este miércoles a Qualcomm con 997 millones de euros (US$1.230 millones) por pagar a Apple por usar solo microprocesadores del la firma estadounidense, en lugar de los fabricados por rivales como Intel.

La Comisión Europea dijo que su investigación, iniciada en 2015, cubrió el período 2011-2016 y consideró el dominio de Qualcomm en el mercado de los llamados "chipsets", circuitos integrados auxiliares que permiten rápidas conexiones de banda ancha móvil.

"Qualcomm pagó miles de millones de dólares a un cliente clave, Apple, para que no le comprara a rivales. Estos pagos no fueron solo reducciones de precio, sino que se hicieron con la condición de que Apple utilizara exclusivamente los 'chipsets' de banda base de Qualcomm en todos sus iPhones y iPads", dijo la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en un comunicado.

"Esto hizo que ningún rival pudiera desafiar efectivamente a Qualcomm en este mercado, sin importar lo buenos que fueran sus productos", agregó.

"Esto hizo que ningún rival pudiera desafiar efectivamente a Qualcomm en este mercado, sin importar lo buenos que fueran sus productos". Margrethe Vestager.

La multa representó el 4,9% de la facturación de Qualcomm en 2017, dijo la Comisión Europea.

Las acciones de Qualcomm cayeron hasta un 5% en las operaciones previas a la apertura de Wall Street.

Vestager dijo en una conferencia de prensa que no habría repercusiones para Apple en el caso.

Los reguladores antimonopolio de la UE han estado bajo presión luego de que jueces europeos enviaran un caso contra el fabricante estadounidense de chips Intel a un tribunal de la región para una apelación.

Intel recibió una multa de 1.000 millones de euros (US$1.226 millones) en 2009 por pagar a fabricantes de computadoras para que les compraran la mayor parte de sus chips.