United Continental Holdings Inc, matriz de United Airlines, estimó que sus ingresos por pasajero en el trimestre en curso caerían entre 1%  a un 2%.

La estimación se produce pocas semanas después de que la compañía redujera su pronóstico de capacidad para el resto del año, al citar una desaceleración de la economía estadounidense y los crecientes costos del combustible.

La mayor aerolínea del mundo estimó este jueves que la capacidad consolidada total caería un 1,4% en el tercer trimestre que termina el 30 de septiembre.

Los ingresos consolidados por pasajeros subieron un 9,2% en igual trimestre del año previo.

En el 2010, United adquirió a Continental en un acuerdo que contempló sólo la transacción de acciones por US$3.170 millones, creando la mayor compañía aérea del mundo, en medio de volátiles precios del combustible y exceso de capacidad en la industria.

Sin embargo, la compañía combinada ha enfrentado obstáculos para integrar sus operaciones.

En los últimos dos años, las aerolíneas estadounidenses se han fusionado, reducido sus vuelos para estar a la altura de la demanda y sumado cargos por equipaje y alimentos para impulsar sus ganancias.

Pero los crecientes costos del combustible siguen siendo una preocupación a medida que la industria turística ingresa a una usual desaceleración estacional en el otoño boreal. Los precios del petróleo estadounidense superaban el jueves los US$91 por barril.

United estimó que su precio consolidado de combustible, incluyendo el impacto en las coberturas liquidadas en efectivo, alcanzaría los US$3,18 por galón en el tercer trimestre, dijo la compañía en un documento enviado al regulador.

La empresa esperar cerrar el tercer trimestre con US$6.600 millones en efectivo no restringido, equivalentes al efectivo e inversiones a corto plazo.