Nueva York. United Continental cerró el 2013 con un beneficio neto de US$571 millones, frente a las pérdidas de US$723 millones que sufrió durante el ejercicio anterior.

La compañía aérea con sede en Chicago (EE.UU.) registró entre enero y diciembre pasados un beneficio neto de US$1,53 por acción, comparado con la pérdida neta de US$2,18 que se había anotado en 2012.

La empresa, surgida de la fusión de United y Continental Airlines en 2010, registró una facturación de US$38.279 millones en 2013, lo que representa el 3% más que los US$37.152 millones de ingresos de un año antes.

En cuanto a los resultados trimestrales, a los que más atención prestaban los analistas, United Continental ganó US$140 millones (37 centavos por título), frente a los 620 millones de pérdidas del mismo periodo del año anterior (-US$1,87).

La facturación de la segunda mayor aerolínea del mundo ascendió entre octubre y diciembre pasados a US$9.329 millones, lo que representa un aumento del 7,2% respecto a los ingresos del mismo periodo de 2012, cuando se situaron en 8.702 millones.

"Hemos mejorado significativamente nuestras operaciones, el servicio a nuestros clientes y los resultados financieros de 2013, y el objetivo en 2014 es mejorar" en las tres áreas, dijo al anunciar las cuentas el presidente y consejero delegado, Jeff Smisek.

United Continental detalló que el año pasado los costos de la empresa bajaron el 0,2% hasta 37.030 millones, en parte por el descenso del 6% de sus gastos en combustible, hasta los US$12.345 millones.

La compañía aérea añadió que los costos en el último trimestre del ejercicio también bajaron el 0,8% hasta US$9.094 millones, gracias a un descenso del 4,2% de sus gastos en combustible, hasta 2.965 millones.

Los ingresos por pasajero, por asiento disponible y milla recorrida (PRASM), un importante indicador entre las aerolíneas del país, subieron el 3,1% en 2013, mientras que en el último trimestre progresaron el 3,2%.

Por zonas geográficas, United Continental detalló que los ingresos por pasajero en el último trimestre subieron el 7% en Estados Unidos, mismo porcentaje que en el Atlántico, y el 5,4% en América Latina mientras que en el Pacífico bajaron el 2,8%.

Los resultados quedaron por debajo de las previsiones de los analistas y poco después de la apertura en la bolsa de Nueva York las acciones de la aerolínea bajaban el 1,75%, mientras que en los últimos 12 meses se han revalorizado el 93,6%.