United Parcel Service, la mayor compañía mundial de entrega de encomiendas, reportó este martes un alza en sus ganancias trimestrales, pero incumplió con las expectativas de Wall Street y redujo sus perspectivas para el 2012, debido a las inciertas condiciones de la economía global.

UPS recortó sus proyecciones de ganancias para todo el año a un rango de US$4,50 a US$4,70 por acción, desde su estimación previa de US$4,75 a US$5 por título, y dijo que los clientes se han mostrado más preocupados durante el segundo semestre sobre la salud de la economía en general.

"La creciente incertidumbre en Estados Unidos, la continua debilidad en las exportaciones en Asia y la crisis de deuda en Europa están impactando las proyecciones de la expansión económica", dijo el presidente ejecutivo de UPS, Scott Davis, en un comunicado.

El panorama revisado para todo el año implicaría un aumento de entre un 3% y un 8% por sobre los resultados ajustados del 2011.

UPS anunció que sus ganancias netas en el segundo trimestre crecieron a US$1.120 millones, o 1,16 dólares por acción, frente a los US$1.092 millones o 1,09 dólares por acción en el mismo período del 2011.

Las ganancias ajustadas crecieron un 7,5%, a 1,15 dólares por acción, comparadas con 1,07 dólares por acción hace un año, cuando la compañía registró dos transacciones con bienes inmuebles.

Analistas encuestados por Thomson Reuters I/B/E/S esperaban una ganancia por acción de US$1,17 e ingresos por US$13.700 millones.

Las acciones de UPS caían un 3% en las transacciones previas a la apertura del mercado, a US$75,49, después de cerrar el lunes con un alza acumulada en lo que va del año de un 6,5%.

UPS, con sede en Atlanta, espera cerrar en el cuarto trimestre la mayor adquisición en sus 105 años de historia: la compra de la holandesa TNT Express.