Las medidas de lucha de los choferes y ayudantes del transporte de bebida genera desabastecimiento en comercios minoristas de todo Uruguay.

Desde este viernes 17 de dciembre no salen camiones desde las plantas de Salus, Pepsi y cerveza Pilsen hacia el interior. En tanto, en Montevideo los trabajadores redujeron su horario y no logran cubrir la demanda que provocan las altas temperaturas y las tradicionales fiestas de Navidad y fin de año.

Este martes el Centro de Fabricantes de Bebidas y la asociación que agrupa a los comercios minoristas (Cambadu) mantienen contactos para analizar la situación.

Se advierte que de no lograr acuerdo para destrabar el conflicto entre este miércoles y jueves la situación se agravará.