El directorio de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) proyecta restablecer el servicio de pasajeros a Empalme Olmos con cochemotor e incluso extenderlo a localidades del área metropolitana. Sin embargo, ese proyecto enfrenta dificultades para financiar la compra de máquinas, según fuentes del mercado consultadas.

Uno de los problemas es que AFE “no tiene una buena calificación” y aun tiene deudas pendientes. Incluso el Banco República (BROU) rechazó recientemente un proyecto para financiar la adquisición de vagones para contenedores y dos locomotoras.

De todos modos, busca una línea de financiamiento externa e incluso se entablará una negociación con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), según.

El miércoles la empresa estatal organizó un simposio con 50 funcionarios, entre ellos gerentes, personal con experiencia y representantes del gremio para “repensar” el ferrocarril estatal. En ese evento participaron técnicos que concretaron la reestructura de la Administración Nacional de Puertos y de UTE.

El vicepresidente de AFE, Álvaro Fierro, confirmó que las autoridades prevén restablecer el servicio de pasajeros suspendido a fines de mayo pasado por cuestiones de seguridad.

“No hay un lineamiento del Poder Ejecutivo para cancelar el servicio de pasajeros y hay lineamientos políticos para fortalecer el transporte de carga a través del tren”, comentó el jerarca.

Incluso ya hubo contactos con vendedores, de distintos orígenes para adquirir unidades reconstruidas.

AFE solo brinda hoy el servicio de pasajeros hasta la localidad de 25 de Agosto y canceló la llegada a Florida,  así como la línea que iba a la estación Sudriers en Empalme Olmos (Canelones) que tenía tres salidas diarias desde la estación central de Montevideo.

La compañía estatal adujo que la maquinaria utilizada –vehículos Brill 60 del año 1937– ya eran un peligro para las personas. Ese tren utilizaba además una serie de locomotoras que luego se volcaron a los vagones dedicados a la carga.

El director de AFE, Mauricio Cusano, dijo que “la prioridad” sigue siendo el negocio de la carga y para eso se avanza en la constitución de una empresa pública que operará bajo el derecho privado.

“Si se consigue carga rápido, de inmediato se obtendrán los fondos para el servicio de pasajeros”, dijo el jerarca representante del Partido Nacional.

El proyecto prevé que la nueva empresa ferroviaria tenga 51% de las acciones de AFE y 49% de la Corporación Nacional para el Desarrollo. La actual AFE quedará a cargo de las vías.

Una consultora elaborará el plan de negocios de la nueva empresa y ya se comenzó el proceso para elegir al gerente general, al de administración, el comercial y el de finanzas.

Cusano estimó que en marzo de 2013 deberá estar operando la nueva empresa. Hoy, AFE moviliza en promedio 1,4 millones de toneladas al año y proyecta transportar cuatro millones de toneladas al 2020, según estimaciones del Ministerio de Transporte.

Fondos del Mercosur. La directora de Infraestructura del MTOP, Beatriz Tabacco, comentó que se licitó la segunda etapa para las obras de la línea Pintado-Rivera que se financiarán con recursos del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur y además el país se candidateó para que ese Fondo pague los arreglos de la línea Piedra Sola-Algorta-Paysandú y Salto Grande.

El ministro de Transporte, Enrique Pintado, dijo en Rivera que el gobierno está trabajando “en silencio” en la recuperación del modo ferroviario.