Montevideo. El frío que afecta esta semana a Uruguay en pleno invierno austral llevó a que el consumo de electricidad alcance un nuevo máximo, cubierto íntegramente a través de fuentes renovables, informó este miércoles la empresa estatal de energía UTE.

Según un comunicado de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), la nueva marca se verificó la noche del lunes a las 21:03, hora local (00:03 GMT de este martes), cuando la temperatura rondaba los 7 grados Celsius en Montevideo y se alcanzó una potencia de consumo de 2.063 megavatios.

La demanda fue cubierta en su totalidad a través de energías renovables: hidráulica (63%), eólica (34%) y biomasa (3%).

El 99,9% de los clientes recibió un suministro normal cuando se registró el máximo, puntualizó la UTE, en medio de la polémica por algunos cortes de luz inesperados registrados este mes y que han afectado a miles de clientes.

Por su parte, el sindicato de la empresa estatal denunció que esas interrupciones en el suministro responden a la falta de inversión en la infraestructura, situación que niegan las autoridades de la UTE.

"No hay ninguna situación que no sea la normal, no hay ninguna situación diferente a la esperable para lo que es un sistema eléctrico como el de Uruguay", declaró el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, a la radiodifusora local Océano FM.

El consumo de electricidad en el primer semestre de 2018 registró un aumento interanual de 3,6%.