Montevideo. Uruguay logró en 2011 la mayor volumen de cosecha de arroz de la historia, al alcanzar las 1.650.000 toneladas de arroz cáscara.

Además, se sembraron 195.000 hectáreas en todo el país, lo que representa el segundo record de la historia, después de las 200.000 de hace 11 años, expresó en exclusiva Ernesto Stirling, presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA).

Por otro lado, los rendimientos fueron en promedio de 8.400 kilos por hectárea en todo el país.

Los máximos rendimientos se dieron en las zonas de Treinta y Tres y Artigas, y los mínimos en las zonas de Tacuarembó, Cerro Largo y Rivera. “En general fue muy parejo en todo el país” expresó Stirling.

La siembra se realizó en buena forma, a fines de setiembre en el norte y en octubre y parte de noviembre, en el este del país.

Se cosechó a fines de febrero en el norte -por las altas temperatura el cultivo tiene un ciclo más rápido- y a partir del 15 de marzo se empezó a cosechar en el este y se culminó los primeros días de mayo.

“Fue una cosecha muy larga porque hubo entre medio un conflicto de los funcionarios de la industria” que reciben el arroz, lo que ocupó prácticamente 60 días de cosecha, explicó el presidente de la ACA.

“Hubo algunos problemas de calidad y de vuelco del arroz en la chacra” pero dentro de todo el clima ayudó y no se dieron grandes pérdidas, dijo Stirling. Agregó: “Los costos están siendo muy altos para el arroz lo cual nos tiene muy preocupados a los productores”.

Con respecto a la exportación dijo que “los precios están planchados” hace tres años, y rondan los US$ 500 la tonelada. Agregó que “es el único cereal que no ha aumentado el precio”. “Si no hubiera sido por la muy buena cosecha el margen habría sido cero” agregó.

Uruguay exporta el 95% del arroz que produce. Los principales compradores son Perú, Irán, Irak y la Unión Europea.

Lo que se busca hoy en día es diferenciarse por calidad. Uruguay se destaca por no usar casi agroquímicos y por tener una agricultura favorable con el medio ambiente.