Montevideo. El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, expresó preocupación por la exportación en mal estado de un cargamento de productos cárnicos que fue devuelto por China, y exigió a los exportadores que asuman su responsabilidad.

"China devolvió cuatro contenedores de carne y eso es muy grave porque puede perjudicarnos seriamente, puede ponerse como una barrera arancelaria, puede interrumpir nuestro flujo exportador", advirtió Nin citado hoy por la prensa local.

El gobierno va a "exigir a los propietarios de los frigoríficos una responsabilidad alta", enfatizó en el lanzamiento de la representación en Uruguay de la Cámara de Comercio Mercosur (Mercado Común del Sur)-ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático).

Según el diario local El País, el importador del producto señaló que el cargamento con grasa vacuna tenía problemas de rancidez.

La empresa exportadora y el Ministerio de Ganadería tienen un plazo de 45 días para explicar qué fue lo que pasó.

China es el principal mercado de las exportaciones uruguayas.