Montevideo. La petrolera Ancap redefinió el espacio del océano Atlántico que licitará desde septiembre a octubre en la denominada Ronda Uruguay II, que buscará captar inversores internacionales para explorar la existencia de hidrocarburos en la plataforma marítima uruguaya.

Los nuevos trabajos de sísmica frente a las costas de Rocha y Maldonado aportaron datos más precisos sobre posibles bolsones de gas y petróleo, lo que llevó a los técnicos del ente a subdividir en más bloques el área a licitar, en relación a los propuestos en la etapa anterior. En la Ronda Uruguay I se ofrecieron 11 bloques de los cuales se adjudicaron dos.

El consorcio elegido en aquella oportunidad para la adjudicación de los dos bloques está integrado por la brasileña Petrobras, YPF (filial de la española Repsol-YPF) y Galp Energy, de Portugal, que están operando en un área de unos 6.000 kilómetros cuadrados a entre 100 y 150 kilómetros de la costa.

A los 9.800 kilómetros de investigación sísmica 2D realizada en los años 2007 y 2008 a un costo que rondó los US$8 millones para Ancap, se sumó el estudio realizado entre marzo y mayo pasado para la adquisición de datos geofísicos en 6.300 kilómetros lineales en la misma zona de las cuencas de Punta del Este, Oriental del Plata y Pelotas, en el Atlántico.

El nuevo trabajo de sísmica fue realizado por la empresa Reflect Geophysical, bajo un contrato de exclusividad que asegura a ANCAP la propiedad de la información recabada así como el derecho a venderla. Para la Ronda Uruguay II, “el paquete de información” que ofrece ANCAP lo comercializa a US$ 1 millón, según fuentes de la empresa estatal consultadas por El Observador.

La licitación será lanzada en tres países y en meses distintos. Comenzará en septiembre próximo en Montevideo, luego en octubre se hará la presentación en Houston (EEUU) y finalmente la Ronda será anunciada en Río de Janeiro (Brasil). Los sobres se abrirán en abril de 2012 y ahí se conocerá qué empresas perforarán para saber si hay hidrocarburos en aguas jurisdiccionales del país.

Las inversiones de los privados se consideran “de alto riesgo” y la posibilidad de encontrar hidrocarburos en la plataforma es algo superior a 5%, según supo El Observador.

Héctor De Santa Ana, gerente de Exploración y Producción de Ancap dijo que para la nueva Ronda habrá más compañías internacionales participando en relación a la anterior, y muchas que son “de primer nivel” ya adquirieron la información para licitar.

Los 15 bloques offshore se ofrecerán sobre la base de acuerdos de producción compartida entre privados y Ancap. Además, de llegar a explotarse comercialmente un yacimiento, el Estado uruguayo recibirá un canon anual.
En tierra

Los esfuerzos exploratorios se enfocan también hacia la cuenca norte del territorio nacional y para ello se analizan las capacidades de varias empresas interesadas en buscar hidrocarburos en Uruguay.

La compañía Schuepbach Energy, con sede en Dallas, ya hizo perforaciones en La Paloma (Durazno) y en Achar (Tacuarembó), donde ubicaron rocas generadoras de petróleo.

Ancap firmó además un acuerdo con la argentina YPF que comenzará trabajos exploratorios en Salto y Paysandú, según dijo el martes a El Observador, Raúl Sendic, presidente de Ancap.

Por ahora, los resultados son auspiciosos para encontrar yacimientos a partir de rocas conocidas como “gas shale” que son sedimentarias, generadoras de gas y petróleo y formadas mayoritariamente por arcilla y materia orgánica. Esa roca se ubicó en la cuenca norte.