En el piso nueve del edificio de la  Administración Nacional de Combustibles Alcohol y Portland (Ancap), el presidente del ente, Raúl Sendic, firmó el primer acuerdo de exploración y extracción con la multinacional estadounidense Schuepbach Energy.

El contrato a 30 años incluye la prospección en dos zonas, una en un área de 10.000 kilómetros cuadrados en los departamentos de Tacuarembó, Durazno y Paysandú; y otra zona de 3.000 kilómetros cuadrados en el centro de Salto.

De encontrarse petróleo, la empresa uruguaya tendrá la posibilidad de participar en 50% en la extracción, y al mismo tiempo la multinacional deberá pagar un cánon al Estado.

Según señaló Sendic, se trata de un "hecho histórico" y los hallazgos realizados hasta el momento, "permiten ser optimistas" sobre la explotación de los recursos hidrocarburos.

Por su tarde, el presidente de la empresa estadounidense, Martin Schuepbach, sostuvo que la entidad "está orgullosa de firmar el acuerdo" y ven con "mucho entusiasmo" la posibilidad de explotar los dos bloques.