El presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alberto Díaz, sostuvo que el organismo cuenta con los recursos necesarios para afrontar las obras para construir el viaducto de la rambla portuaria que permitirá el acceso del ferrocarril con carga de UPM a la terminal montevideana. La iniciativa tiene un costo de US$125 millones.

Este lunes, El Observador informó que el proyecto consiste en la construcción de un tramo aéreo en la rambla 25 de de agosto, un puente en arco y obras dentro del recinto portuario para agilizar la circulación. El proyecto, si bien estaba en los planes de la ANP, cobró más fuerza tras conocerse la intención de UPM de movilizar pasta de celulosa hasta el puerto montevideano.

La construcción de ese viaducto formaba parte del acuerdo que el gobierno firmó con la finlandesa para la construcción de una segunda planta. Sobre esa base, un consorcio privado presentó a la ANP una propuesta para hacerse cargo del desarrollo del emprendimiento. Y tomando en cuenta esa iniciativa, el organismo decidió el comienzo de un proceso competitivo.

En diálogo con Radio Carve, Díaz expresó que "es una licitación, al que presentó la iniciativa se le da un beneficio de un 5% y tiene a favor una cláusula de poder igualar a la oferta ganadora".

Pero las dudas que surgen es si la ANP debe hacerse cargo de la inversión del proyecto. En ese sentido, el diputado del Partido Nacional Juan José Olaizola cuestionó que la ANP pague por el viaducto, por entender que tiene otras prioridades.

Al respecto, Díaz señaló que el emprendimiento "se está tomando como una obra de la ANP, el principal beneficiario somos nosotros y estamos asumiendo la obra con endeudamiento externo; el viaducto siempre estuvo en nuestra idea".

Además, el jerarca sostuvo que el organismo puede hacer frente a la inversión prevista. "La ANP por suerte es una empresa que da beneficios; eso le permite estar al día y hacer caja. Hoy le toca asumir la totalidad de la obra", agregó Díaz.

El jerarca añadió que las obras mejorarán la conectividad marítima con la terrestre y ferroviaria. "Es una obra que va a beneficiar a la ANP, pero también al Ministerio de Transporte y a la Intendencia de Montevideo; se va a agrandar el recinto portuario para buscar que todas las operaciones sean lo más ágiles posibles", añadió.