Montevideo. La compañía de energía eléctrica UTE de Uruguay, de propiedad estatal y monopólica en su rubro, decidió aumentar sus tarifas en un 5,5% en promedio a partir de febrero para cubrir sus costos operacionales y de inversión en nuevas instalaciones, según un comunicado de la empresa divulgado este jueves.

Los consumidores residenciales verán aumentar su factura en un 5,6%, mientras que los medianos y grandes consumidores pagarán por la electricidad entre un 6,7% y un 6,9% más que hasta enero.

Ponderado por la cantidad de usuarios de cada rango tarifario, el incremento promedia un 5,5%, de acuerdo a cálculos de Reuters.

"El ajuste permitirá entre otras cosas: cubrir el costo de abastecimiento proyectado para el presente año, un nivel de inversiones adecuado para la instalación de centrales de generación, líneas de trasmisión (...) y los gastos de operación y mantenimiento" del año, comunicó la empresa.

UTE había aumentado las tarifas en un 4,6% en septiembre por un incremento en el costo de generación e importación, algo que no estaba previsto, por lo que retrasó el nuevo cambio de tarifas estipulado para enero hasta febrero .