El sistema bancario uruguayo cerró el año pasado con importantes ganancias, aunque con fuertes disparidades entres las distintas instituciones y en particular con resultados mixtos en el sistema privado.

Al término de 2011, cinco bancos privados y el Banco República (BROU) registraron saldos positivos en sus balances, mientras que seis instituciones cerraron en rojo.

En total, el sistema de intermediación financiera alcanzó utilidades por US$208,1 millones, lo que significó un crecimiento de 22% respecto al resultado obtenido en 2010 (US$176,6 millones), según el Informe de Bancos correspondiente a diciembre que elaboró el Banco Central (BCU), en base a los balances remitidos por las instituciones.

Sin embargo, el documento, que fue divulgado ayer, no incluyó los datos del BROU, ya que “por un error de previsión en el otorgamiento de licencias al personal se retrasó la confección del balance que se envía al BCU”, según explicó a El Observador el presidente de la institución, Fernando Calloia.

El jerarca, que aseguró que la información sería remitida a la autoridad monetaria en la jornada de hoy, adelantó que la ganancia del BROU al cierre de 2011 ascendió a US$ 232 millones, lo que representó el “mayor resultado en la historia” del banco estatal, sostuvo.

El récord anterior se registró en 2008, cuando la institución ganó US$150 millones. En 2010, el resultado fue de US$144,5 millones.

Por su lado, entre los bancos privados Santander fue el que obtuvo el mejor desempeño, con US$ 14,9 millones, al tiempo que BBVA fue el que arrojó la mayor pérdida, con US$36,4 millones. Esta última institución incurrió en costos de fusión el año pasado al adquirir el banco de capitales franceses Credit Uruguay.

En total, durante 2011 la banca privada perdió US$23,9 millones, siendo que el año anterior cerró con ganancias por US$26,1 millones, según el BCU.

Créditos y depósitos. El crecimiento de los préstamos durante 2011 duplicó al aumento registrado por los depósitos en los bancos privados. En diciembre, los créditos vigentes en esas instituciones alcanzaron a US$ 5.994,4 millones, lo que implicó un incremento de 30,9% respecto a igual mes del año pasado descontados los efectos de variación del tipo de cambio, según cálculos realizados por El Observador en base a la información publicada por el BCU.

Santander fue la institución que mostró el mayor nivel de préstamos otorgados, con un saldo de US$1.830,7 millones en diciembre y Heritage –ex Surinvest– fue el que experimentó la mayor expansión de las colocaciones (162,4%).

En tanto, la banca privada registró depósitos al cierre del año pasado por US$12.393,6 millones, tras un aumento de 15,2% en comparación al término de 2010. Por cada US$100 depositados, la banca privada prestó US$48,4.