Montevideo. En caso de que un privado encuentre petróleo en suelo uruguayo en cantidades suficientes para comercializar, Ancap tendrá automáticamente el 50% del negocio, según los contratos que se firmarán con vistas a la etapa que viene en la exploración de suelos de la cuenca sedimentaria del norte del río Negro.

El gerente de Exploración y Producción de Ancap, Héctor de Santa Ana, informó este viernes a El Observador que se definió un área de unos 45 mil kilómetros cuadrados como de interés exploratorio.

Allí las petroleras privadas, que ya mostraron interés en perforar, al igual que Ancap, buscarán reservorios de gas y petróleo. El ente uruguayo tendrá algunos bloques que serán de su exclusividad.

El semanario Búsqueda informó que se encontró “petróleo libre” en rocas generadoras de hidrocarburos en la zona de La Paloma (Durazno).

Para tentar a las empresas, dijo De Santa Ana a El Observador, “hay que generar modelos confiables y de base científica sólida”.

La Administración Nacional de Combustibles Alcohol y Pórtland, Ancap, proyecta realizar una serie de trabajos para “revalorizar el área seleccionada como prioritaria”, explicó.

Señaló que los trabajos comenzaron en 2009 para “reevaluar las zonas ya investigadas”, pero ahora utilizando nuevos métodos exploratorios en una cuenca que es del período paleozoico.

En los próximos cinco años se harán estudios sísmicos y análisis petrofísicos, mientras se espera que los privados avancen con perforaciones.

El modelo de contrato con el que se trabajará hará que los privados asuman el riesgo de las inversiones por las perforaciones.

Si un pozo llega a convertirse en comercializable, es decir, que se encuentren cantidades importantes de petróleo, entonces Ancap pasará a tener la mitad del emprendimiento y compartirá riesgos y ganancias. Además, el Estado recibirá un canon anual.

En el caso de Durazno, a unos 100 o 150 metros de profundidad la roca “presentó condiciones incipientes de generación de petróleo”.

“Los análisis determinaron que había petróleo libre y además a través de una observación visual en cámara fluorescente se vio que el petróleo fluía naturalmente”.

De Santa Ana explicó que se utilizaron modelos geológicos y exploratorios nuevos que fueron puestos en práctica por EE.UU. y Canadá que hace pocos años descubrieron hidrocarburos en rocas no tradicionales.

Las rocas generadoras no tienen porosidad y no son almacenadoras de gas. El procedimiento que se utilizará es hacer pozos para fracturar la roca; se coloca material para que la grieta no se cierre y para que por esa vía comience a drenar petróleo hacia la superficie.

El técnico comentó que en Durazno la roca hallada tiene “muy buena cantidad de materia orgánica, lo que es esencial para ser generadora de petróleo”.

Mientras transcurre este período de investigación en el interior del país, Ancap ya tiene definido participar en abril en una licitación en Perú para explotar un yacimiento, y analiza asociarse con Pdvsa en Venezuela para explotar dos “pozos maduros”, es decir que ya producen petróleo, como informó El Observador el 21 de marzo.