Montevideo. El gobierno de Uruguay optó por no decretar la esencialidad en la banca como un gesto para solucionar el conflicto que se mantiene con el sector. Sin embargo los trabajadores resolvieron seguir adelante con las medidas.

En la noche de este lunes volvieron a paralizar el clearing, y para este martes está previsto tomar medidas sorpresivas afectando “puntos neurálgicos” de la banca. También harán un paro sobre el final de la jornada en Montevideo y Canelones, con cierre de cajas una hora antes del paro, sin recoger carteras. Esto implica que no se entregarán los cheques que se procesan en las distintas agencias y sucursales que llegan a la cámara compensadora del Clearing, en Uruguay y Andes.

El dirigente Alejandro Gómez dijo al diario El Observador que la afectación al clearing “no está liquidada. Se sigue con la distorsión y las medidas definidas van a seguir afectando al clearing”. Estas medidas se votaron con apoyo de las listas 17 y 810, y con rechazo de la 98.

El conflicto fue discutido en el consejo de ministro de este lunes y aunque el mismo se puso a consideración el presidente José Mujica optó por no hacerlo efectivo, y dejar que los bancarios queden en evidencia ante la opinión pública.