El presidente de Uruguay, José Mujica, anunció en la Memoria Anual 2012 que elevó al Parlamento que tras consolidar los logros sociales ahora dará preferencia a asuntos como la infraestructura y energía, a la vez que reiteró críticas al sistema educativo.

Según el texto, que publicó la prensa local, el año pasado "fue un jalón más en la interrelación entre crecimiento económico, cambio estructural a nivel productivo y avances en materia de justicia social".

Eso "ha contribuido a mejorar las condiciones de vida de los uruguayos", sostuvo y mencionó avances como la reducción de la pobreza (que cayó hasta 12%), la baja del desempleo a niveles mínimos (6,1%) y la suba del poder adquisitivo de los salarios (4%).

El mensaje al Legislativo, al cumplirse el 1 de marzo los tres años de gestión del segundo gobierno del izquierdista Frente Amplio (FA), señala que "a la salida de la crisis (de 2002) la prioridad fue la superación de la emergencia social".

"Hoy podemos (debemos) pensar al Uruguay en una perspectiva de mediano y largo plazo, jerarquizando en la agenda del gobierno las políticas de Estado hacia los sectores industriales y mineros, la infraestructura portuaria y ferroviaria, las telecomunicaciones y particularmente en el plano de la energía", agregó.

En ese sentido, el ministerio de Industria, Energía y Minería ejecuta políticas para la próxima década para "alcanzar un estadio superior en su aparato productivo industrial" y "diversificar la matriz energética de un país que requiere de energías renovables y soluciones innovadoras".

También apunta a "lograr la total inclusión digital de la sociedad, lo que será posible con iniciativas como la aprobación del marco regulatorio de la TV Digital".

En otro pasaje, el texto que lleva la firma de Mujica, insiste en que la educación es "una especial preocupación" en el que el país alcanzó en el pasado "niveles de excelencia" y hoy manifiesta "mayor resistencia a los cambios".

"Así, seguimos siendo subsidiarios de un modelo educativo que la propia Francia, que supo inspirarlo, abandonó hace cuatro décadas", expresó el mandatario.

Como un avance, mencionó la aprobación de la ley que crea la Universidad Tecnológica (UTEC) en el interior del país que "federaliza un sistema educativo tradicionalmente centralista, al tiempo que transversaliza, tanto en el espacio geográfico como en el plano social".

"Junto a Haití, éramos el único país de América Latina que carecía de Universidad Tecnológica. La tendremos y daremos un fuerte empuje a la renovación del sistema educativo", recordó.

Al finalizar la Memoria, Mujica señala: "Si el poeta decía: confieso que he vivido", podemos parafrasearlo y decir "confieso que hemos hecho", agregando que aún queda mucho por hacer".

"Si bien tenemos proyecto y sobrada voluntad política para materializarlo, las incertidumbres del mundo que vivimos nos hacen ser muy prudentes en los diagnósticos", concluyó.

Mujica, de 77 años, terminará su mandato en marzo de 2015