Montevideo. La ministra de Industria y Energía de Uruguay, Carolina Cosse, justificó hoy lunes por razones económicas que la estatal Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP) refine el petróleo en el país y no lo importe ya procesado, como exigen técnicos y dirigentes de la oposición.

"Si tuviéramos en cuenta los tipos de combustibles que la empresa estatal produce, nos daría que el país ahorró el año pasado alrededor de US$60 millones al refinar en vez de importar", argumentó.

Para Cosse, "no es correcto tomar un solo tipo de combustible o un solo derivado y hacer el cálculo, porque la comparación busca saber si la refinería uruguaya (propiedad de ANCAP) es o no eficiente".

El ahorro de unos US$60 millones por procesar el crudo en la refinería estatal se dio en el supuesto de "si se hubiese tenido que importar todos los productos, utilizando la metodología de precio/calidad de importación que utiliza la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (URSEA)".

Cosse recordó que se debe importar combustible "desde hace unos meses, debido a que se está poniendo a punto la refinería de La Teja, en Montevideo, mantenimiento que estos complejos industriales deben realizar aproximadamente cada cinco años".

De hecho, la "parada de la refinería" le ocasiona a ANCAP una pérdida de un millón de dólares por semana de lucro cesante.

ANCAP debió ser capitalizada por el gobierno el año pasado para superar apremios financieros, y es investigada judicialmente por supuestas irregularidades que denunció la oposición.