El gobierno de Uruguay prevé destinar cerca de medio millón de dólares para garantizar el retorno de los pasajeros que hayan quedado varados en distintas partes del mundo, como consecuencia del cierre de Pluna, aseguraron a El Observador fuentes del gobierno.

Además, el ministerio de Turismo se está haciendo cargo de costear los pasajes de Montevideo a Buenos Aires desde este viernes y hasta este lunes de quienes no hayan podido ser reubicados. Algunas de esas personas viajaban a otros países, y de esta forma podrán hacerlo desde Buenos Aires.

El costo para el retorno desde otras partes del mundo sería mucho mayor al que se maneja, pero se realizaron acuerdos con distintas aerolíneas que permiten disminuir el desembolso. Por ejemplo, el acuerdo con Lan para cubrir pasajes ronda los US$100.000 y una cifra menor con Gol. Además, a través de los convenios en algunos casos se está endosando los pasajes de Pluna en las ventanillas de la aerolínea para que su poseedor pueda volar en otra sin costo.

Negativa. Y en ese marco, Argentina también está haciendo su negocio. El gobierno uruguayo había adjudicado más frecuencias a BQB y a Sol Líneas Aéreas para el puente aéreo Montevideo - Buenos Aires, pero Argentina negó esa posibilidad.

Según indicó a El Observador el presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (Audavi), Sergio Bañales, Aerolíneas Argentinas (AA) tiene prioridad sobre las demás, y los pasajeros son derivados primero a esta. Mientras tenga lugar no se habilitarán los vuelos de las demás. AA habilitó hasta ocho frecuencias diarias, y recién después de completadas se habilitaría a BQB y Sol a agregar otras. “No está coartando la posibilidad de viajar. Está haciendo su negocio”, expresó. Fuentes de Sol indicaron que recibieron la notificación negativa desde Argentina y señalaron que este martes retomarán los contactos.

Reubicados. Las agencias de viajes lograron reubicar en distintas empresas al 80% de los pasajeros de Pluna que tenían pasaje para viajar este viernes y aspiraban a alcanzar la misma cifra este sábado, indicó Bañales. El mayor contingente comprende a pasajeros que deben partir de Uruguay, sobre todo, para iniciar sus vacaciones de julio. A estos se les debe coordinar, además, su regreso. El contingente de pasajeros que debe retornar al país es menor.

Bañales lamentó que entre el 30% y el 40% de los afectados “no tiene solución”, porque compró los pasajes por la página web.

Según el empresario, el ministerio de Turismo no se hará cargo de los costos de todos los pasajeros, porque un porcentaje de estos prefiere abonarlos de su bolsillo para viajar más rápido. Dijo que “no está laudado” que el gobierno se haga cargo de la posible devolución a su regreso. “Vamos a exigirlo”, afirmó.

Los trabajadores de Pluna firmaron este sábado su ingreso al seguro de desempleo. En la ley que enviará el gobierno al Parlamento para buscar la salida a la situación se analizará asignar recursos para garantizarles el cobro de sus despidos.