Montevideo. Tras inaugurar un nuevo parque de energía eólica el gobierno uruguayo elevó a 500 megavatios la proyección de generación de este tipo de energía que se podría introducir durante la actual administración.

“Establecimos en nuestro plan para los próximos cinco años ir un poco más y pensamos que en el quinquenio entren 500 megavatios por esta energía renovable”, aseguró el presidente de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), Gonzalo Casaravilla.

El ejecutivo explicó que “hemos ajustado nuestras estimaciones y de acuerdo a cómo viene la conveniencia de precios y de las alternativas tecnológicas, la energía eólica se presenta como una muy buena alternativa”, consignó Últimas Noticias.

Caracoles II, que cuenta con cinco molinos y tiene capacidad para producir 10 megavatios de potencia, se suma otro que también posee otros cinco molinos, y juntos conforman el complejo eólico Ingeniero Emanuele Camilargiu, que abastece a 10.000 hogares.

El mandatario José Mujica, que asistió a la inauguración, explicó que si bien el objetivo es aumentar la proyección de generación de energía eólica, hay que ver que tan posible es y hay que avanzar hasta “donde nos dé la nafta, es decir la lana” dijo  frotando sus dedos como simbolizando dinero.

Por su parte, Casaravilla garantizó que la UTE cumplirá con lo acordado en la comisión multipartidaria, donde se determinó generar 300 megavatios de energía eólica, 200 de biomasa y complementar con una central térmica.

Y agregó que su aspiración es terminar su gestión inaugurando el molino de viento número 250. “Este es el camino para lograr la autonomía energética y tenemos que zafar de los precios de los commodities, especialmente del precio del petróleo”, aseguró.