Montevideo. Un informe proporcionado por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) señaló que en los primeros 140 días del año la faena de ovinos disminuyó 25% con respecto a igual período del año anterior, lo que se reflejó en una reducción de las exportaciones.

En el período las exportaciones de carne ovina estuvieron 3,2 mil toneladas por debajo del año pasado totalizando una cifra de 5,5 mil toneladas peso carcasa.

Este descenso del 37% en los volúmenes, estuvo amortiguado por el aumento del 46% del ingreso promedio por tonelada exportada.

La Unión Europea, Brasil y China fueron los principales destinos de las ventas con un 76% de los volúmenes totales.

La Unión Europea volvió a ocupar su status de principal mercado con 2.115 toneladas y un ingreso promedio de US$ 5.358 /ton y que significó respecto al año pasado un aumento de los precios de exportación del orden del 55%.

Seguido en importancia por Brasil, cuyos volúmenes de venta descendieron 24% mientras que los precios aumentaron 53% en iguales períodos.

China fue el tercer destino en importancia y el único país donde se registró un aumento de los volúmenes exportados de carne ovina.

Los volúmenes exportados crecieron 88% en el período ubicándose en 810 toneladas.

También este mercado reflejó el aumento de los precios con un incremento de los valores de exportación del 52% respecto al promedio registrado en todo 2010.

El jefe de Economía y Difusión del SUL, Carlos Salgado, explicó que el descenso en la faena se produjo porque hay retención por parte de los productores por los buenos precisos de la lana y la carne.

La categoría que mas cayó fue la oveja, la cual disminuyó un 35%, esto se dio porque los productores apuestan a producir más corderos.

Los carneros están saliendo de las majadas de cría, “calculamos que vamos a tener más de cuatro millones de ovejas encarneradas”, dijo Salgado.

Agregó que mientras este proceso productivo esté en marcha va a ser poca la faena que se ofrezca a la industria.

“Esto se va a mantener durante todo el invierno” y la oferta va a aparecer a fin de setiembre u octubre, con la mejora de las pasturas, agregó.

Los corderos que están saliendo son muy pesados y no hay demanda de animales livianos ya que la demanda viene dada por los países de Medio Oriente, que se detuvo, explicó el experto.

Hoy el productor apuesta a un cordero mas pesado y con mas lana para maximizar ingresos, señaló.

Con respecto a la reducción de la faena, Salgado dijo que es bueno porque los productores apuestan a la cría, “es una apuesta a largo plazo”.