Montevideo. Profundo malestar causó en los directivos de la Federación Rural (FR) la reciente decisión del Banco de la República (BROU) de modificar la política financiera vinculada a la compra de maquinaria usada.

Este sábado, el presidente del gremio ruralista, Miguel Bidegain, dijo que 24 horas antes se habían enterado de que el BROU suspendió a tales efectos la herramienta de los plazos libres.

Además, señaló que se elevó a US$3.500 el monto mínimo a pagar al contado para efectuar una inversión para ese tipo de tecnología.

Agregó que este anuncio, “realizado justo en el marco de la Expoactiva, es una política desacertada, que afecta principalmente a los pequeños tamberos y productores agropecuarios”.

Exoneración. En otro orden, la FR solicitó a las gremiales federadas de todo el país que, en forma urgente, pidan a los diputados locales que promuevan un proyecto de ley que permita que los productores que compraron raciones ante la alerta de sequía dada por el ministro de Ganadería puedan descontar los impuestos abonados en futuros pagos al BPS y a la DGI.

En la reunión de este sábado, que duró casi dos horas, se informó a los presentes que esta iniciativa ya fue tratada en el Senado y que será considerada en la Cámara de Representantes la próxima semana.

Esto se enmarca en un escenario que varios productores han denunciado como adverso, pues hubo una compra en muchos casos masiva de alimentos balanceados, que no ha sido necesario utilizar en su totalidad, con dineros ya invertidos y que la han restado liquidez a las empresas involucradas en esta situación.