Montevideo. El ministerio de Ganadería de Uruguay anunció que distribuyó 14 millones de vacunas contra la fiebre aftosa para mantener la inmunización del rodeo bovino, motor de la economía local a través de las exportaciones de carne.

Tabaré Aguerre, el ministro de Ganadería, destacó al presentar la campaña de vacunación 2014 "el compromiso" de los ganaderos para conservar "el status sanitario en estos diez años sin focos de aftosa", citado este jueves por la prensa local.

Sin embargo, el avance en la inmunización del rodeo nacional y de la región "no es razón para reducir el esfuerzo" y recordó "etapas donde pareció eliminado el riesgo de fiebre aftosa, dejamos de vacunar y así nos fue".

Expuso que "ahora, menos que nunca dejaremos de vacunar, siendo la cadena cárnica una de las principales fuentes de trabajo, de producción y desarrollo en Uruguay".

El rodeo bovino uruguayo tiene unas 12 millones de cabezas. Los productores ganaderos deberán retirar las dosis desde el próximo sábado en las oficinas departamentales del ministerio portando una conservadora para garantizar la cadena de frío.

El director de la División Sanidad Animal del ministerio, Federico Fernández, anunció que en los próximos días se tomarán muestras de sangre en 300 establecimientos para evaluar la inmunidad del ganado.

"Hasta ahora, los indicadores son más que satisfactorios. La inmunidad del rodeo es excelente", sostuvo Fernández en declaraciones al diario El País.

A lo largo de 2013, las exportaciones de carne bovina de Uruguay cayeron 7 por ciento medidas en divisas hasta los 1,3 millones de dólares y representaron el 14 por ciento de las ventas externas del país.

Uruguay es una nación libre de aftosa con vacunación después de superar en 2001 un brote de la enfermedad que provocó pérdidas millonarias.