Montevideo. El sector público y privado emprenderá un completo plan de construcción vial, ferroviaria y portuaria con un costo de US$1100 millones, aseguró el ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP) del país, Enrique Pintado.

El 55% del financiamiento será aportado por la empresa privada, mientras que los recursos restantes serán parte de los fondos públicos, un signo de la voluntad de una próxima ley que asegurará la participación de los privados en las inversiones de infraestructura.

"Mediante la ley de asociación público-privada que está a discusión del Parlamento, prevemos que los privados aporten US$600 millones en infraestructura, lo que sumado a los US$500 millones que tiene el Estado de acuerdo al presupuesto, nos permitirá tener buena conectividad en la red vial", dijo Pintado citó El País de Uruguay.

En cuanto al transporte de carga, se optará posiblemente por reforzar una ruta fluvial, aunque también habrán mejoras ferroviarias.

En tanto, en el sistema portuario el país aprovechará los convenios con Argentina y se trabajará en la conectividad de los corredores y  los puertos.

Sin embargo, el gobierno dará prioridad a la infraestructura vial, pues un 54% de los 9.000 kilómetros de carreteras existentes están calificados en estado regular a malo.

El ministro agregó que ley de asociatividad entre ambas partes, en estudio en el parlamento, facilitará que se realicen más obras de esta envergadura, pero con un menor aporte del sector público.