El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgará a la institución microfinanciera uruguaya Microfin una garantía parcial de crédito por valor de 51,4 millones de pesos uruguayos (US$2,4 millones), que le permitirá ampliar el acceso a servicios financieros a unos 25.000 propietarios de pequeños comercios en la periferia de distintas ciudades de Uruguay.

La garantía parcial de crédito ayudará a Microfin a obtener financiamiento en moneda local de la unidad de Citibank en Uruguay, reduciendo su riesgo crediticio.

La operación permitirá a Microfin reforzar un programa innovador de oferta de crédito y otros servicios financieros a microempresas por medio de asociaciones con grandes proveedores de productos alimenticios y mayoristas de bienes de consumo.

Dentro del marco de esas asociaciones, los mayoristas comparten información con Microfin acerca del comportamiento como pagadores de sus microempresarios clientes.

Microfin usa esa información para evaluar el riesgo crediticio de la microempresa y brindar líneas de crédito para la compra de bienes de grandes proveedores. En una fase posterior, ofrece otros servicios financieros adecuados a las necesidades de las microempresas.

Alrededor de 95% de las compañías uruguayas son micro o pequeñas empresas, las cuales emplean a más de 60% de la población económicamente activa del país.

“Con este proyecto promovemos un mayor acceso a los servicios financieros para la base de la pirámide y esperamos que esta asociación innovadora tenga un efecto demostrativo importante en otros países de América Latina y el Caribe”, dijo Lourdes Gallardo, jefa del equipo del proyecto y especialista de la iniciativa Oportunidades para la Mayoría del BID.

“Aquí todos ganan: las microempresas podrán lograr acceso a financiamiento en mejores condiciones y ajustado a sus necesidades y los mayoristas podrán vender más bienes sin incurrir en riesgos y costos de financiamiento”, agregó.

El proyecto apoya los esfuerzos de Uruguay por fomentar la inclusión financiera, en momentos en que el crecimiento económico sostenido genera demanda de crédito por parte de las microempresas.

Alrededor de 95% de las compañías uruguayas son micro o pequeñas empresas, las cuales emplean a más de 60% de la población económicamente activa del país. Según el Instituto Nacional de Estadística, en la actualidad más de 180.000 microempresarios uruguayos están en condiciones de obtener acceso a financiamiento.

Oportunidades para la mayoría. La iniciativa Oportunidades para la Mayoría (OMJ) del BID apoya el desarrollo y la expansión de modelos de negocio innovadores diseñados para mejorar las condiciones de vida y las oportunidades de ingresos para las personas en la base de la pirámide socioeconómica en América Latina y el Caribe.