El gobierno uruguayo puso a disposición sus puertos libres para comercializar mercaderías sin aranceles. Para Bolivia la medida atiende la "injusta perdida" de acceso al oceáno Pacífico.

El subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Roberto Conde, hizo el anuncio después de la reunión que mantuvo en La Paz con su homólogo boliviano, Juan Carlos Alurralde, en la que ambos revisaron la agenda bilateral, reseñó la agencia de noticias estatal ABI.

"Uruguay dispone que Bolivia puede utilizar los puertos libres de Uruguay para que use nuestro sistema portuario y pueda trabajar con sus mercaderías, y la use como depósitos sin que tengan que pagar ningún arancel, además de que hemos garantizado que puede usar cada vez mayores áreas de esos puertos", explicó Conde.

El funcionario dijo también que su país trabaja junto a Bolivia en acciones concretas para facilitar la navegación por la hidrovía que, a su juicio, es vital para una salida al Atlántico, que coadyuve al desarrollo boliviano.

La hidrovía es un plan fluvial intergubernamental que incluye a Paraguay, Bolivia, Uruguay, Argentina y Brasil. Tiene por objetivo contar con un canal de navegación para embarcaciones de hasta diez pies de calado a través de los ríos Paraguay y Paraná, desde Puerto Cáceres (Brasil) hasta Nueva Palmira (Uruguay).

"Uruguay sería una boca de exportación de gas boliviano", agregó Conde, y precisó que por el momento no se justifica la construcción de un gasoducto entre Bolivia y Uruguay, debido al consumo mínimo que tiene su país.

Por su parte, Alurralde destacó la importancia que la cooperación portuaria tiene para Bolivia, dado que facilitará la presencia de ese país en el océano Atlántico y aseguró que "solidariza la injusta perdida" del acceso al océano Pacifico.

Bolivia perdió su salida al mar durante la Guerra del Pacífico, cuando junto a Perú se enfrentó a Chile en un conflicto armado que se desarrollo entre 1879 y 1883. 

La salida de Bolivia al océano Pacífico es aún un conflicto irresuelto entre ese país y Chile.