Pluna entregó este jueves a Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) el cheque a 30 días por US$600.000 correspondiente al pago del consumo de la última semana, por lo que se dejó sin efecto el corte de suministro previsto para este jueves si no se cancelaba la deuda.

El director de Ancap, Juan Justo Amaro Cedrés, señaló que las autoridades de la aerolínea no presentaron una propuesta para ponerse al día con la cuota de US$1 millón vencida en febrero.

Sobre ese aspecto “se sigue negociando”, dijo Amaro. El cheque por el pago del consumo de la semana anterior debió haberse entregado a Ancap el martes, pero la empresa se atrasó por problemas de liquidez.

En la víspera ofrecieron a Ancap realizar el pago en Argentina donde Pluna tiene dinero que no puede sacar del país, pero las autoridades de la petrolera rechazaron la oferta, informó este miércoles el presidente del ente, Raúl Sendic.

Pluna consume unos US$4 millones de combustible por mes. La delicada situación financiera de la compañía tiene “preocupados” al gobierno uruguayo -ya que el Estado mantiene una participación de 25% en el capital accionario- y al canadiense, debido a la vinculación del Pluna con empresas de ese país.

Los problemas financieros de Pluna saltaron nuevamente a la luz luego que la compañía se atrasara en el pago de una cuota de US$1 millón en febrero de este año, que correspondía a un convenio suscrito en 2010 por una deuda generada en el suministro de combustibles.

Por esa refinanciación, Pluna adeuda US$5 millones más los intereses por mora generados por el atraso. Además, la aerolínea entregó en los últimos meses cheques diferidos a 180 días de plazo para las compras de petróleo que realizó, algo que viola el mismo convenio que preveía que los pagos no podían ser superiores a 30 días.

Por esa modalidad, Ancap tiene en su poder más de US$18 millones en cheques pendientes de cobro.