Montevideo. La Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (Aoec) comenzará este jueves un paro de actividades por turno en reclamo del despido “arbitrario” de un trabajador, según dijo a Observa Roberto Galli, presidente de la asociación.

Los paros serán de entre tres y seis horas por turno en todo el país por lo que se prevé que se resienta la distribución de productos lácteos de Conaprole. La medida se aplicará hasta el próximo 27 de mayo, jornada en la que sesionará nuevamente el Consejo Nacional de Delegados de Aoec para resolver futuras medidas.

Este conflicto nace a raíz de un fallo de la justicia. Tiempo atrás algunos trabajadores eran investigados por una presunta implicancia en maniobras fraudulentas. Luego del proceso judicial se determinó que tres personas que se desempeñan en el área de distribución y un operario de planta estaban vinculadas con hechos ilícitos. Esto motivó su procesamiento judicial.

Un cuarto trabajador implicado quedó eximido de responsabilidades y dejado en libertad. Tras este proceso este funcionario fue notificado de despido por la directiva de Conaprole, lo cual es inadmisible, según lo planteado por Galli.

La Aoec reclama la restitución del funcionario porque se entiende que Conaprole no cumple con el acuerdo de restablecerlo en su puesto tras el fallo judicial que lo libró de pena. Galli denunció que las autoridades de la cooperativa láctea, pese a conocer el fallo judicial, iniciaron una investigación administrativa sin atender los descargos del trabajador afectado y lo despidieron sin razones.

“Mientras duró el proceso judicial no iniciamos paros. El trabajador estaba separado del cargo durante el proceso, y eso se aceptó para no entorpecer el proceso. El sindicato brindó los espacios posibles para la investigación, pero se acordó que al terminar el trabajador se integraba”, comentó.

“Conaprole podrá ser la mayor empresa del país, pero no puede ser más grande que la Justicia”, sentenció.

Conaprole mantiene el despido. La empresa por su parte sostiene el argumento de que el trabajador despedido no tuvo vinculación penal con el delito, pero sí existe responsabilidad laboral, según explicó a radio Carve el abogado asesor de Conaprole, Daniel Rivas.

“Hay deseos de Conaprole de que se trabaje lo mejor posible para satisfacer las necesidades del mercado. No se presiona a la gente para trabajar. El sindicato es fuerte y normalmente logra la adhesión a las medidas que realiza”, dijo al ser consultado por el paro.

Las comisiones de Trabajo del Parlamento y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social están en conocimiento de la situación actual de la investigación y las conclusiones tomadas por la Justicia y por Conaprole.