Uruguay planteará a Venezuela adelantar el pago de la deuda de Ancap con la petrolera Pdvsa que actualmente alcanza a US$670 millones.

El tema fue abordado por el presidente de Ancap, Raúl Sendic que integra la delegación oficial que encabeza José Mujica, quien este jueves se reunió con su colega Hugo Chávez.

Uruguay requiere comprar cerca de un millón de barriles de petróleo cada 20 días para abastecer al mercado local de combustibles.

El directorio del ente mandató a Sendic a proponer la formación de un grupo de trabajo con representantes de ambas empresas para que en un plazo máximo de 90 días defina la reprogramación de la deuda, informó este miércoles a El Observador Germán Riet, vicepresidente de Ancap.

El jerarca dejó en claro que Ancap en la actualidad “no tiene problemas” para hacer frente a los pagos de entre US$40 millones y US$50 millones anuales que implicó la financiación de las sucesivsa compras de embarques a Venezuela tras la firma de un acuerdo petrolero en marzo de 2005.

Luz de alerta. De todos modos, en la empresa y en el Poder Ejecutivo se prendió una luz amarilla cuando la deuda superó los US$ 500 millones, porque de seguir esa tendencia, en poco tiempo superaría el patrimonio de Ancap que ronda los US$ 1.100 millones.

En 2010 se hicieron compras a Pdvsa, básicamente para la producción de asfalto, pero generalmente el negocio se hizo al contado para contener el aumento de la deuda. Riet comentó que la posibilidad de adelantar pagos implicará una quita importante mientras que Pdvsa se beneficiará por recibir dinero fresco.

El jerarca prefirió no adelantar el porcentaje de quita que solicitará Ancap , aunque en junio de 2010, cuando el tema fue analizado por el Poder Ejecutivo, se habló de una baja del 50%

Acuerdo. El 2 de marzo de 2005, un día después que asumió Tabaré Vázquez, el primer presidente de izquierda de Uruguay, se firmó con Chávez un acuerdo que implicó un beneficio financiero para las compras de petróleo que el país hiciera a Pdvsa.

Se estableció pagar 75% del valor de los embarques al contado –incluso se puede pagar intercambiando exportaciones sistema que no funcionó aceitadamente– y el restante 25% a 15 años de plazo con dos de gracia y con una tasa anual de 2%.

Por esa vía, Ancap adquirió varios embarques que explican la deuda de US$ 670 millones con Pdvsa.

Uruguay requiere comprar cerca de un millón de barriles de petróleo cada 20 días para abastecer al mercado local de combustibles.

A mitad de 2010, el presidente Mujica había convocado a Sendic a su despacho para analizar la deuda petrolera con Venezuela que en aquel entonces rondaba los US$550 millones, es decir US$120 millones menos que en la actualidad.

Sendic había señalado que la empresa manejaría la posibilidad de emitir Obligaciones Negociables en el mercado local para pagar ese monto.Además de la situación de Ancap, que vio aumentar peligrosamente ese pasivo, se dio el hecho de que Venezuela salió al mercado internacional a cobrar sus deudas.

En junio de 2010, Uruguay recibió una oferta de parte de bancos internacionales para cancelar la totalidad de sus obligaciones a través del pago del 50% de lo adeudado. Esa posibilidad cayó bien en el directorio de Ancap y también fue vista como una oportunidad por el presidente Mujica.