Montevideo. El subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, indicó este martes que el país ha recibido numerosas propuestas de inversores extranjeros para desarrollar proyectos de generación de energía eólica y biomasa a nivel local, en el marco del impulso que el gobierno dará al uso de energías renovables durante su administración.

“Se han presentado muchos e importantes inversores extranjeros, tanto en energía eólica como en biomasa. Sin ir más lejos la semana que viene vamos a estar recibiendo un inversor importante español que está planteando trabajar en el norte del país en torno a la madera para trabajar biomasa”, informó a la salida de una presentación del Observatorio de Energías Renovables de Uruguay, a cargo de las Naciones Unidas.

El gobierno mantiene su meta para 2015 de incrementar la participación de las energías renovables autóctonas a 50% de la matriz uruguaya. Para ello, aspira a potenciar la generación de energía eólica, solar y la biomasa.

“Creemos que en poco tiempo Uruguay va a ser un país de referencia en la región en materia de energías limpias amigables con el medioambiente”, sostuvo Ortuño.

El objetivo es ambicioso, dado que a nivel mundial solo 9% de la matriz energética está compuesta por fuentes renovables, pero de ese porcentaje 7 puntos porcentuales son leña, casi 3 es energía hidráulica y menos de un punto corresponde a energía solar, eólica, biocombustibles y biomasa.

Eficiencia. Otro capítulo importante que el gobierno tiene en agenda es mejorar la eficiencia energética.

El director nacional de Energía, Ramón Méndez, indicó este lunes que solo mediante el uso racional de energía el país podrá ahorrar US$9.500 millones hasta 2030, según estimaciones del gobierno avaladas por expertos internacionales.

El jerarca destacó que ese ahorro no significará una reducción de las prestaciones. Como ejemplo, indicó que en los últimos cinco años creció casi 20% el número de hogares del país mientras que su consumo de energía permaneció constante, gracias a las medidas de eficiencia energética que permitieron mantener el confort gastando menos.

Méndez sostuvo que las autoridades seducirán a los particulares a que sigan ese camino predicando con el ejemplo y brindando opciones de financiamiento. “Para hacer esa transformación energética se precisa capital, entonces asociado con todo esto el gobierno proporcionará líneas de crédito específicas para que la gente y las empresas puedan acceder a los recursos necesarios”, aseguró.