Montevideo. La falta de lluvias en la zona centro de Uruguay complicará los rendimientos de la soja y el maíz, aseguró el integrante de la empresa Agroterra, Ignacio Rosales.

Explicó que se cerró diciembre en 72 milímetros y enero en 42 milímetros de precipitaciones, que además fueron muy variables según las zonas.

“Venimos con el agua justa en los cultivos, fundamentalmente en soja. Las de primera entran en período crítico, pero si en quince o veinte días vuelve a llover, la parte reproductiva, que es muy importante dentro del ciclo, mejorará y se sentirá en el rendimiento final”, indicó.

También hay problema en los cultivos de maíz porque a los maíces sembrados temprano tampoco les sobra agua y los tardíos están entrando en un período crítico, por lo que les vendría muy bien que llueva en estos próximos días.

El experto consideró que en la zona todavía no hay riesgo de perder cultivos, aunque sí estarán por debajo del rendimiento promedio.

En materia sanitaria, Rosales dijo que no hay mayores problemas, salvo la aparición de una enfermedad que se combatirá con la aplicación de los fungicidas ya prevista.

“El área de trigo en invierno fue menor a la pensada, lo cual liberó mucha área para soja de primera, mientras que para la soja de segunda, al haber menos área, faltaron lluvias en diciembre y eso dificultó la siembra”, dijo.