Punta del Este prepara una nueva temporada con la expectativa de lo que pasará teniendo en cuenta las medidas restrictivas que impuso Argentina a la venta de dólares, el cambio que no les favorece, y la crisis internacional que aún afecta a Europa y EE.UU. Esos factores, que el país no puede controlar, atentarán contra la llegada de visitantes. Igual las autoridades de gobierno se muestran optimistas pero los privados hablan de dificultades, aunque confían que la temporada será bastante buena aunque no tanto como las anteriores.

De hecho, en la hotelería hay 20% menos reservas que el año pasado. Fernando Massa, presidente del Centro de Hoteles de Punta del Este, comentó a El Observador que en 2011, a esta altura del año ya estaba todo agotado.

El Centro de Hoteles reúne a 80 establecimientos de distintas categorías. Como es tradicional, el público mayoritario que se aloja desde este fin de semana y hasta el 6 de enero es brasileño y también hay unos cuantos visitantes de extrazona, comentó Massa. A partir de la llegada de los Reyes Magos, los argentinos serán la mayoría y en segundo lugar quedarán los brasileños, de acuerdo al nivel de reservas. De todos modos, comentó el empresario, se espera una tendencia a la baja en el número de visitantes que se notará más en febrero.

Carlos García Santos, presidente de Destino Punta del Este, señaló a El Observador que la temporada arranca “con las dificultades que se conocen”, por lo que hay que ser “juiciosos” a la hora de calificar cómo será. A su entender será “medianamente normal” porque ayudará la cantidad de argentinos que llegarán por ser propietarios en la zona. García Santos estuvo el miércoles con el presidente José Mujica, quien le dijo a un grupo de empresarios que “Uruguay no se puede pelear con Argentina” (ver recuadro).

Al término de ese encuentro, Mujica señaló que cree “que habrá un año normal en relación al turismo, a pesar de ciertas amenazas que preocupan a todos”. Esas amenazas las ubicó en el “mundo exterior que se puede dominar”.

El subsecretario de Turismo, Antonio Carámbula, reconoció que tiene una “preocupación responsable” por las medidas restrictivas que impuso el gobierno de Cristina Fenández de Kirchner, a las que Uruguay respondió con una serie de beneficios para los que elijan veranear en este país. Se les dará un vale de combustible de US$25 a los no residentes, se amplió el régimen de tax free a todo el litoral y habrá descuento de impuestos a los que compren con tarjetas internacionales de crédito o débito.

Carámbula, entrevistado en el programa Pisando Fuerte de Metrópolis FM, señaló que la caída de Pluna provocó problemas de conectividad con Brasil que se tratan de corregir. Otro de los factores que incidirá negativamente en la temporada es el descenso del número de uruguayos –fundamentalmente son residentes de EE.UU. y España– que por dificultades económicas no viajarán al país.

En materia de alquileres también hay cierta lentitud según los operadores. 

Juan Bistiancic, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado, comentó a El Observador que se registran muchas consultas y pocas se concretan. Señaló que hay inmobiliarias que trabajan “muy por debajo” que en 2011 y recordó que la gran mayoría de los alquileres (80%) se concretan por una vía informal, ya sea arreglando con los porteros de edificios o concretando directamente con los propietarios de los apartamentos. Bistiancic afirmó que las restricciones del gobierno K se hacen sentir y quitarán público a la península, no así de propietarios que igual vendrán.

“Uruguay no se puede pelear con Argentina”. El presidente José Mujica le dijo a un grupo de empresarios que Uruguay: “no se puede pelear con Argentina porque somos chicos y se debe llegar a acuerdos”. El mandatario hizo ese comentario el miércoles en el almuerzo de fin de año de Destino Punta del Este, una organización que promociona el turismo, según informaron participantes de ese encuentro a El Observador. Mujica les pidió que sigan invirtiendo y confiando en el país que le dará seguridad jurídica. También les dijo que tiene una visión “socialista” y que aprendió que se necesita de los empresarios para generar riqueza y tener para distribuir. “Se debe respetar ciertas cosas que tiene planteada la economía capitalista…si te meto la mano tan a fondo con el afán de repartir, te la llevas para otro lado y si dejás de invertir me jodo yo. Entonces por querer repartir más reparto menos”, graficó Mujica, según informó FM Gente.