El Observador de Uruguay. Este lunes Uruguay volvió a exportar excedentes de energía hacia Brasil a través de las estaciones conversoras de Melo y Rivera. En la semana está previsto que se coloquen en el orden de 32.000 megawatt/hora (MWh) en el mercado norteño.

Los precios proyectados para la energía exportable con compromiso de entrega a través de la conversora de Melo van desde US$67 y hasta US$110 por MWh esta semana, según datos de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME).

Brasil discontinuó la compra de energía uruguaya en diciembre pasado y en el correr de 2018 lo hizo en ocasiones muy puntuales. Si bien ADME realizó ofertas durante buena parte de este año no fueron aceptadas. Ello porque su sistema contaba con recursos de generación a costos que le resultaban más convenientes de los que Uruguay le podía ofrecer. 

En lo que va del año se llevan vendidos unos 6.200 MWh, casi la mitad de lo que se llevaba colocado en igual período del año pasado. La transferencia energética se hace principalmente por la estación conversora de Melo-Candiota, que permite un trasiego por una potencia de hasta 500 MW y por la conversora de Rivera (70 MW).

Se espera que durante el invierno los costos de generación vuelvan a subir en Brasil y el gigante norteño aumente su demanda por los excedentes del sistema eléctrico uruguayo.

En lo que va del año se llevan vendidos unos 6.200 MWh, casi la mitad de lo que se llevaba colocado en igual período del año pasado.

En menor medida también se está comercializando hacia el mercado Argentino por parte de operadores privados eólicos a través de Salto Grande. Hacia ese destino se vendieron hasta ahora 28.000 MWh.

Las proyecciones de exportación de excedentes a la región para este año que realiza UTE son de US$132 millones en un escenario optimista, algo por encima del año pasado cuando los ingresos por este concepto totalizaron unos US$115 millones.

Matriz eléctrica. La energía eólica acumula en lo que va del año una fuerte participación en el sistema eléctrico uruguayo producto de que han ido ingresando nuevos parques que inyectan energía al sistema. 

Entre enero y mayo de 2018, se comercializaron 3,9 millones de MWh, 1,9% más en la comparación interanual. La generación hidráulica es la de mayor participación (44%), seguido muy de cerca por la eólica (40%), biomasa (8%), fotovoltaica (4%) y térmica (4%).