Uruguay retrasará el próximo domingo 10 de marzo su hora oficial en 60 minutos para volver a su horario habitual luego del adelantamiento durante los meses del verano para un mejor aprovechamiento de la luz solar y ahorro de energía, informaron este domingo fuentes oficiales.

Según estimaciones de funcionarios del gobierno, el país ahorró unos US$10 millones con el adelantamiento de la hora durante el verano austral.

La medida contribuyó, además, al cuidado del medio ambiente por el menor uso derivados del petróleo para la generación energética, agregaron los informantes.

Uruguay importa la totalidad del petróleo que consume aunque la mayor parte de la energía eléctrica es generada por represas hidroeléctricas y, en menor medida, por generadores eólicos.

A partir de las 02.00 hora local (04.00 GMT) del domingo 10 de marzo todos los relojes en Uruguay deberán retrasarse en una hora y quedar con una diferencia de menos tres en relación a la hora internacional (GMT).

El uso horario uruguayo fue adelantado en 60 minutos el pasado 7 de octubre.

El adelanto de la hora en Uruguay comenzó a aplicarse en 2006 tras un decreto del presidente Tabaré Vázquez (2005-2010) que mantuvo vigente el actual mandatario, José Mujica, ambos de la coalición de izquierda Frente Amplio.