Montevideo. Álvaro Ambrois, director de la Cooperativa Nacional de Productores de Leche de Uruguay (Conaprole), aseguró que pese al constante incremento del precio de los lácteos en los últimos meses, la tendencia muestra cierto grado de estabilidad que permite pensar que no se está frente a una “burbuja” de precios como en 2008.

“El precio está estabilizado en valores históricos muy buenos. Esperamos que no se produzcan subidas desmesuradas como en 2008 cuando luego cayó fuerte el precio, pero creemos que no es el caso porque los precios para setiembre y noviembre están estables”, afirmó.

Un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación difundido días atrás, concluyó que los precios de los lácteos, cereales y carne son los que más subieron en el mundo durante el mes de febrero.

Se informó en dicho trabajo que el índice para los precios de los alimentos que realiza FAO subió por octavo mes consecutivo, y registró un promedio de 236 puntos en febrero de 2011, lo que representa un incremento del 2,2 % respecto a enero y el nivel más alto (tanto en términos reales como nominales) respecto a enero de 1990, fecha de creación del índice.

En el caso de los lácteos, el índice se situó en promedió en 230 puntos en febrero, un 4% más que en enero, pero muy por debajo de su nivel máximo alcanzado en noviembre de 2007.