Terminal Cuenca del Plata (TCP) propuso al gobierno uruguayo un paquete de inversiones adicionales en el Puerto de Montevideo por US$75 millones. El proyecto busca levantar en la terminal un escalón más y posicionarlo en la liga de los mejores puertos del mundo, mejorando sus índices de flexibilidad, calidad y productividad.

La inversión, que apuesta a la ubicación geográfica de Montevideo, así como al marco legal y político de Uruguay, incluye entre otras cosas: nuevas grúas, nuevos equipos de manejo de contenedores, obras de infraestructura y un nuevo relleno en el puerto.

TCP había transmitido a miembros del gobierno que para que el puerto continúe creciendo resulta “imprescindible” agrandar el “hinterland” de Montevideo, es decir, captar más carga del norte de Uruguay y Argentina, y del sur de Brasil, que actualmente transita vía Buenos Aires o Rio Grande. Esto bajo el entendido de que el crecimiento no va solo de la mano de las inversiones, sino también de una “estrategia profundizada”.

En los últimos diez años el Puerto de Montevideo ha logrado posicionarse como hub gracias a este tipo de inversiones. A la terminal llegan actualemente los barcos – madres más grandes del continente, de hasta 8.500 TEU de capacidad.